7 creencias limitantes que te frenan como emprendedor

Creencias limitantes que frenan tu crecimiento

Y te mantienen estancado sin poder lograr tus objetivos financieros ni alcanzar la abundancia que deseas.

¿Sabías que el 95% de lo que piensas, sientes y haces, depende de tus creencias subconscientes? ¿Y que estas creencias pueden afectar tu motivación y hasta estado físico?

Una reciente investigación de la Universidad de Nova de Florida del Sur, encontró que las creencias limitantes se forman en nuestro cerebro desde niños. Estas creencias pueden perdurar contigo a lo largo de toda tu vida. A tal punto que es probable que las sigas al pie de la letra, sin siquiera darte cuenta.

Esos programas mentales dirigen tu vida en silencio y hacen que tomes las mismas decisiones erradas.

Son estas creencias limitantes las que hacen que, por mucho que te esfuerces, tus proyectos fracasen una y otra vez. Y así terminas condenando tu vida al estancamiento, frustración e insatisfacción.

¿Qué quiere decir esto?

Las creencias limitantes frenan tu avance de golpe justo cuando crees que todo va a mejorar. Suele suceder en esos momentos cuando te dices “esta vez sí lo voy lograr”, dejando ese amargo sabor a derrota.

¿Quieres saber cómo solucionarlo?

Suena terrible, pero es real.

Y la parte más importante:

Si quieres que tus emprendimientos y finanzas crezcan continuamente, tienes que eliminar las creencias limitantes de tu vida.

En esta guía práctica te mostraré las 7 creencias limitantes que hacen que emprendedores como tú, permanezcan presos del estancamiento y la pobreza, aunque no lo quieran.

Te advierto, vas a hacerle frente a tu propia mente. Es por eso que necesitarás estar abierto a cuestionar tus creencias, vengan de donde vengan.

¿Listo para avanzar?

Comencemos… 

¿Qué son las creencias limitantes y cómo se forman? 

Al nacer, nuestro cerebro forma patrones mentales con un único objetivo: garantizar tu supervivencia.

A medida que creces, nuevas estructuras mentales se forman. Esta vez para que puedas adaptarte a tu entorno y aprender de él a través de tus cinco sentidos.

Imagínate toda esa información ingresando a tu mente:

Lo que recibes de tu entorno o aprendes de tu círculo cercano, forma lo que denomino “creencias limitantes” o “patrones mentales”.

Y aquí tienes que entender algo sumamente importante: los seres humanos actuamos en función de lo que creemos. Son nuestras creencias las que determinan nuestras acciones.

¿Qué quiero decir con esto?

Los patrones mentales con los que has crecido hacen que veas la vida de determinada manera. Por lo tanto, mientras un evento puede representar un problema para algunos, esa misma situación es una nueva “oportunidad” para otros.

Entonces, tú y yo no somos culpables de las creencias que tenemos.

Las aprendimos mientras fuimos creciendo. El tipo de educación que recibimos hizo su parte y las personas de las que nos rodeamos también.

Sin embargo, tú y yo, sí somos responsables de las creencias que alimentamos y mantenemos hoy día.

Algunas de esas creencias son positivas. Te permiten avanzar y cultivar tus habilidades.

Otras, por el contrario, frenan tu crecimiento. Estas últimas son las creencias limitantes que están en tu mente y que posiblemente no conoces.

Así que, presta mucha atención de ahora en adelante porque voy a revelarte esas 7 creencias limitantes que debes desinstalar de tu mente si quieres vivir de manera abundante.

Estas 7 creencias limitantes estancan tu crecimiento

Analiza y reflexiona las cargas inconscientes que vamos a estudiar. Estas cargas te mantienen pobre ahora mismo. Destruyen tu autoestima y te encierran en la prisión del fracaso.

Si tus decisiones han sido dirigidas por estos programas de pobreza, definitivamente vas a identificarlos.

No te sientas mal, estás aquí para reconocerlos, el siguiente paso será eliminarlos.

1. “El dinero es el fin, no el medio. Hago todo por dinero”

Pon mucha atención.

Este primer bloqueo mental tiene que ver con tu relación con el dinero. El “por qué / para qué” haces las cosas.

Vivir para el dinero es trabajar de más.

¿Sabes por qué?

Porque te pierdes lo importante y sacrificas tiempo valioso que podrías pasar con tu familia o amigos. Solo porque crees que necesitas generar más ingresos.

¿Cuál es el problema con esto? Que te encariñas con el dinero. Te atas a lo material como si tu felicidad dependiera de ello, “cueste lo que cueste”.

Cuando tomas decisiones basadas en este programa de pobreza no te importa sacrificar lo que sea…

Trabajas en algo que no te gusta porque “necesitas dinero”. Te olvidas de tu propósito de vida porque “tienes que saldar deudas”.

A fin de cuentas, estás dispuesto a matar tus sueños para “ganar más plata”.

Pero no te confundas.

No lo haces porque necesitas el dinero. Lo haces porque no sabes cuáles son las cosas verdaderamente importantes, así que le das al dinero ese lugar.

Si crees que el dinero es el fin, el objetivo, tu propósito de vida, vivirás dominado por esta emoción y por el miedo a perder lo que tienes (poco o mucho).

Y, de forma inevitable, comenzarás a perder mucho más.

Tu salud se quebrará por el estrés continuo. La relación con tu pareja se enfriará. No serás un padre o madre cercano a tus hijos. Dejarás tus hobbies de lado porque no tendrás tiempo y tus relaciones se verán afectadas.

También es probable que te relaciones con personas que tengan la misma filosofía que tú: que sólo piensen en dinero.

Dime algo…

¿Ves por algún lado abundancia ilimitada? Porque yo sólo veo trabajo y más trabajo… Y esa no es la mejor forma de vivir.

¿Entiendes por qué te conviene eliminar esta primera creencia limitante?

2. “La vida es muy difícil, tengo mala suerte y todo me pasa a mí”.

¿Suena a victimización?

Lo cierto es que muchas, muchas personas, aseguran que están en guerra con la vida.

Están convencidos que para lograr algo hay que trabajar mucho y muy duro. Luchar incansablemente para acercarse, aunque sea un poquito, a eso que desean alcanzar.

¿Alguna vez te ha ocurrido pensar que tener éxito es dificilísimo? ¿Que la abundancia y la riqueza son un golpe de suerte?

Voy a ser claro:

Si este programa de pobreza o creencia limitante está instalado en tu mente, nunca vas a lograr nada.

Te irá bien de a ratos…

Pero tarde o temprano te vendrás al suelo. Todo porque tu comportamiento estará guiado por un patrón de estancamiento y tendrás una percepción negativa del éxito.

Ahora bien, si trabajas en eliminar este bloqueo de tu mente…

Aprenderás de cada situación y tomarás lo bueno de las malas experiencias para crecer aún más. 

¡Dejarás de sufrir y tu perspectiva de la vida cambiará por completo!

3. “Veo problemas, me resisto, no lo acepto ni aprovecho”.

¿Alguna vez te ha pasado que por momentos todo iba muy, pero al instante se volvía en tu contra?

En esos momentos: ¿cómo actúas?

¿Te vuelves reacio frente a las circunstancias?

¿O quizás te cuesta ver la oportunidad detrás del problema?

¿Piensas que el mundo entero está mal y que las cosas no pueden ser diferentes?

Cuando culpas al gobierno. Cuando la economía va mal. Cuando las circunstancias se ponen tu contra.

Allí es donde tomas decisiones desde el miedo. Te mantienes a la defensiva encerrándote aun más en el circulo vicioso de la depresión.

¿Te sientes identificado?

Si es así, estás viviendo de acuerdo a este programa de pobreza. Tu mente está siendo contaminada con ese pensamiento tóxico que no te permite crecer, expandirte y conectar con lo bueno.

Esta es otra de las creencias limitantes que más daño te hacen como emprendedor. Porque no permite que puedas ver las oportunidades detrás de los problemas.

Si quieres obtener resultados diferentes y aprovechar todo al máximo, debes romper con este patrón de pobreza. Te diré exactamente cómo más abajo.

Varias veces al día piensas, y vuelves a pensar, en tu futuro y el de tu familia, por la noche estos pensamientos también vienen a ti y te impiden dormir tranquilamente. 

4. “Mi cuerpo no es una prioridad para mí”

Esta creencia limitante se relaciona con la autoestima, el autoconcepto, la autoimagen y el valor que te das a ti mismo. Tiene que ver con el principio Interiormente del Método Alfa.

¿Cómo esto puede afectar tu abundancia?

Bien, nosotros “somos seres espirituales, dotados de un intelecto, habitando un cuerpo físico”, si alguna de esas tres esferas no está bien, todo se desequilibra.

No podrás experimentar la abundancia si llevas una vida sedentaria, no cuidas tu alimentación, duermes pocas horas, abusas del alcohol y te exiges demasiado.

Si quieres que todo funcione en tu vida debes vivir de manera equilibrada, debes aprender a cuidar tu cuerpo y darle la importancia que merece porque, ¿adivina qué?, ¡no tienes cuerpo!

Así que cuida ese templo.

5. “No mido nada, no analizo los números y decido por impulso”

Este programa de pobreza es como una fuente de problemas cotidianos para los emprendedores: hace que tomen decisiones impulsivas y compren cosas de las que no tienen necesidad sólo para satisfacer el ego.

Luego de hacer el gasto es cuando ven los problemas: mayores costos, demasiada indumentaria, equipos tecnológicos que no necesitaban, menos tiempo disponible, entre otras cosas.

El problema de vivir con este programa de pobreza es que crees que necesitas más cosas cuando eso no es realidad.

El mayor problema de tomar decisiones por impulso, sin medir nada, ni considerar los números es que no ves oportunidades de inversión, sino cosas que comprar y “gustos que darte”.

Actuar de forma impulsiva es una de las creencias limitantes que te mantendrán atado a la pobreza de por vida, a menos que rompas con ella.

Lamentablemente, la infelicidad y el estrés van de la mano: las personas estresadas no son felices y las personas infelices sufren estrés.

6. “Solo me interesa el resultado y nada más”

Muchos emprendedores se enfocan tanto en el resultado, en eso que quieren alcanzar, que una vez que lo obtienen, terminan por no disfrutarlo.

La verdadera belleza de los logros que obtienes está en el proceso, en “cómo lo haces” y qué aprendes de ello. 

Cuando vives según esta programación pierdes de vista el objetivo, la razón por la que estás haciendo las cosas y, lo creas o no, esto termina por estancar tu vida, roba tu motivación.

Hasta ahora has leído seis de las siete creencias limitantes que frenan el crecimiento de los emprendedores, avanzamos con la última antes de mostrarte cómo romper con ellas de manera definitiva.

7. “Intento a diario mejorar mis debilidades”

Todos pensamos que los defectos deben ser tratados y que hay que mejorar nuestros puntos débiles, sí, pero cuando vives enteramente bajo ese enfoque te olvidas de los más importante: potenciar tus fortalezas.

Muchos emprendedores se vuelven perfeccionistas de los defectos. Se empeñan tanto en mejorar sus errores y ponen tanta atención a sus debilidades que nunca avanzan, ¿te ha pasado?

¡Es un error! Una creencia que debes erradicar de tu vida.

Si de verdad quieres mejorar enfócate en potenciar tus fortalezas y, en el camino, tus debilidades irán mejorando, es allí donde está el secreto. 

Si haces lo contrario caminarás en círculos sin obtener resultados.

Tu vida sin las creencias limitantes que te estancan…

Si en tu mente hay programas mentales que, en lugar de llevarte a la riqueza y abundancia ilimitadas, te mantienen estancado en un estado de empobrecimiento, necesitas tomar acción.

Y el secreto de todo está en tu mente.

Las creencias que tienes son las que dirigen tus acciones y las que han provocado los resultados que hasta ahora has tenido.

Pero no tienes porqué continuar de la misma manera.

  • Puedes vivir por propósito y usar el dinero como el medio que te ayudará a financiar el estilo de vida que quieres vivir.
  • Aprender a diario de todas las situaciones y conectar con lo bueno.
  • Encontrar soluciones y oportunidades donde antes sólo veías problemas.
  • Vivir de manera equilibrada desarrollando tus facultades intelectuales y espirituales.
  • Lograr una economía saludable y alcanzar la libertad financiera.
  • Disfrutar de todo lo que haces sin perder el objetivo.
  • Ser congruente en la vida para conectar con la abundancia.

Durante años has actuado de acuerdo a tus creencias y eso es lo que te ha traído hasta aquí, a donde estás hoy día. Ahora es tiempo de dar el siguiente paso, de avanzar al otro nivel.

Las creencias que has mantenido hasta ahora te ayudaron a emprender, te motivaron a buscar tu libertad financiera, pero no van a hacerte crecer, necesitas algo más que eso.

Necesitas instalar nuevos programas de riqueza que impulsen tu crecimiento y te permitan disfrutar de una vida de abundancia y riqueza plena.

Sacar las creencias limitantes que te mantienen estancado y formar nuevas creencias que respalden tu emprendimiento y te ayuden a avanzar más rápido para que consolides ingresos financieros sólidos sin que tengas que sacrificar lo más importante.

Tengo una solución para ello y por supuesto que voy a compartirla contigo, pero antes quiero que escuches el testimonio de Denis, uno de los alumnos de Programa tu Riqueza.

¿Cómo puedes conectar con la abundancia?

Realizando un análisis lógico de los programas de pobreza para desinstalarlos de tu mente y estudiando los nuevos programas de riqueza que puedes implementar para conectar con la abundancia ilimitada. 

El mayor desafío que todos tenemos es salir de ese personaje que hemos construido en base a nuestras creencias y preguntarnos ¿por qué haces lo que haces si no eres feliz?

Trabajar desde adentro no es tarea fácil pero, si usas las herramientas correctas, podrás preparar tu mente para el crecimiento y redireccionar tu vida hacia la riqueza plena.

Y para eso está Programa tu Riqueza: el entrenamiento online para emprendedores que desean limpiar sus mentes de las creencias limitantes de pobreza, tomar mejores decisiones y vivir en abundancia. 

Los emprendedores como tú y como yo tenemos ideas geniales, no dejes que se queden solo en planes que no puedes o no sabes cómo ejecutar. Impulsa tus proyectos desarrollando un mindset de crecimiento.

Desinstala las creencias inconscientes que limitan tu desarrollo y comienza a formar una nueva identidad para obtener los resultados que esperas.

Si quieres saber más de Programa tu Riqueza haz clic en el botón de arriba o en este enlace para obtener toda la información >>

Ir arriba